Diez millones
Nutriseg-termometro-cooper-1246-02c

La agenda de AMLO

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Luego del resultado electoral del pasado 1 de julio, el presidente electo se ha embarcado en una estrategia para dar a conocer varios temas que dominan la agenda de medios. Lo quiere ser vendido como el comienzo de un gobierno que no quiere perder el tiempo, en algo que hay que reconocerle, no obstante esconde otros temas que también deberían ser parte de la discusión pública y acerca de los cuales no hay indicios de que va a hacer el nuevo gobierno.

 Dominar la agenda

No cabe duda, como muchos analistas han señalado, que Andrés Manuel López Obrador es uno de los comunicadores políticos más hábiles del país. No sé si el mejor, pero sí uno que ha tenido éxito en colocar los temas que desea en la agenda de medios.

A esta cualidad se agrega un grupo que en redes sociales apoya todo lo que el presidente electo diga, defendiéndolo incluso en las contradicciones que tiene, como es el caso de los nombramientos de los miembros de su gabinete.

Hay que agregar que muchos periodistas le dan amplia difusión a lo que hace, lo que hay alrededor de su casa de campaña/transición y hasta detalles como si lo visita su esposa a sus oficinas, todo con tal de mantener los espacios ante la incertidumbre de que la nueva política de comunicación social termine con el financiamiento que tradicionalmente reciben muchos medios.

Para completar el cuadro, la oposición no termina de salir del shock y no ofrece resistencia, salvo casos aislados, a las disposiciones del mandatario electo, en un escenario en el que también el presidente de la república en funciones –o emérito como dice Carlos Ramírez– le ha dejado todo el campo libre a López Obrador.

Pero en medio de una euforia por el triunfo de julio pasado, tenemos una agenda de temas que se ha construido a lo largo de la campaña y reforzada en los casi dos meses que han pasado desde los comicios, misma que no ha dado respuesta a inquietudes de algunos sectores de la sociedad.

Es así que los temas que ha dado a conocer el presidente electo y que se han convertido en motivo de discusión pública en medios y redes sociales son los siguientes, sin que sigan un orden en particular.

  • Consultas populares: Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México y Reforma Educativa.
  • Austeridad en el gobierno y medidas anticorrupción.
  • Creación de la Secretaría de Seguridad Pública, además de la amnistía y el perdón como parte de la estrategia de seguridad.
  • Nombramientos en el gabinete.
  • Tren Maya.
  • Construcción de refinerías.
  • Coordinadores estatales.
  • Propuestas para fiscales anticorrupción, de delitos electorales y general de la república.
  • Descentralización de varias secretarías de Estado.
  • Desaparición del Estado Mayor Presidencial y su sustitución por una ayudantía de 20 personas.
  • Política deportiva, impulsando el beisbol en particular.
  • Buscar el regreso de Carmen Aristegui y José Gutiérrez Vivó a la radio.

Otros temas han sido dejados de lado, como es el caso de la agenda de género, algo que ha provocado que articulistas como Sara Lovera cuestione la importancia que este tipo de temas tienen para el presidente electo, dibujando un futuro desalentador en la materia.

Nutriseg-termometro-cooper-1246-02c

En el terreno económico, a pesar de que ya hay un equipo nombrado, varias columnas han dado a conocer la sorpresa que se han llevado en reuniones con funcionarios de la Secretaría de Hacienda por no tener los datos correctos, como en el caso de la reducción del IVA en la frontera.

Tampoco se ha hablado de un cambio en el modelo de crecimiento económico para que el PIB recupere las tasas de 6% que necesita el país para generar los empleos que se requieren, ni tampoco cambios en el esquema de seguridad social.

Pero ya se canceló la guardia nacional por falta de recursos, se cambió la intención de colocar a un general y a un almirante en retiro como titulares de Defensa y Marina, para escuchar las propuestas de los actuales secretarios de ambas dependencias.

De igual manera, algunos aliados que ha tenido López Obrador en su carrera electoral empiezan a mostrarse contrarios a ciertas acciones, como es el caso de José Manuel Mireles e Hipólito Mora quienes rechazaron, al igual que muchos familiares de víctimas, los foros Escucha para analizar la propuesta de perdón y amnistía.

Y que decir de la oposición del EZLN al Tren Maya, incluso llegando al extremo de asegurar que defenderán su territorio de este proyecto.

Hay que señalar que mientras la república se dedica a discutir esta agenda, en la tradicional confrontación de seguidores/adversarios, hay personas que acuden a las oficinas del presidente electo a pedir desde trabajo hasta justicia por casos concretos que han salido en medios, como el empresario que quedo parapléjico por una agresión. Es decir, volvemos a pensar que el presidente de la república es el todopoderoso que nos resolverá todos nuestros problemas con su simple voluntad.

No sé si López Obrador cumplirá todas sus promesas, aunque ya empezó a demostrar que no será así, pero de lo que estoy seguro es que muchos mexicanos esperan que sea la respuesta a todas sus necesidades y cuando la devoción y la fe sustituyen a la razón…

 

Del tintero

Hasta veladoras han ido a dejar a las oficinas del presidente electo, en algo que nos indica que el movimiento que recurre a una característica de nuestro pueblo ha tenido éxito. La pregunta es si esto es bueno y para quién. 

@AReyesVigueras